El estudio de una oposición es muy largo y pasarse meses viendo la misma pared  y las enormes pilas de papeles puede ser muy duro. Puedes sentirte muy agobiado y tu concentración puede disminuir. Pero hay algo que puedes hacer: ponte manos a la obra y redecora tu lugar de estudio para mejorar tu concentración.

Darle un nuevo aire a tu entorno puede ser un aliciente para sentirte más a gusto estudiando.

Cuando estás rodeado de mil cosas, ves la misma pared todos los días o tu opozulo es más zulo que nunca, puedes sentir un gran estrés.

Con esto no queremos decirte que te metas en una obra a tirar las paredes, pintar y deshacerte de los muebles. No.

Con unos cuantos cambios puedes hacer que esa habitación parezca totalmente distinta y te sentirás tan a gusto que no te costará nada ponerte a estudiar.

Redecora tu lugar de estudio para mejorar tu concentración

 

estudio concentración

 

Tira y limpia

Ya hemos hablado anteriormente de esto. Un lugar de estudio limpio y ordenado hará que tu concentración sea mucho mayor y que tu estrés sea menor.

Encontrar todo cuando lo necesitas es una de las cosas más importantes que tienes que tener en cuenta a la hora de ordenar de nuevo tu lugar de estudio.

Ponte manos a la obra, tira todo lo que no te valga, lo que ya no vayas a usar nunca más y lo que tengas olvidado en los cajones por si acaso.

Puedes tirar desde esa silla del ordenador medio rota que ya no usas y que solo te ocupa espacio o sirve para apilar papeles hasta hacer un repaso de los mil bolis que ya no tienen tinta y quedan mucho mejor en la basura que en tu habitación.

 

Recicla todo lo que puedas

También hablamos de cómo ser un opositor con conciencia ecológica y sobre cómo puedes sacar un mayor partido al reciclaje.

Si puedes salvar papeles para tomar notas por una cara, hazte una libreta con ellos.

No te olvides de tirar en el sitio de reciclaje adecuado para ello las botellas de agua (mejor utiliza cristal), los cartuchos de tinta, cables y bombillas que ya no utilices, etc.

Crea un nuevo espacio

Si el espacio en el que estás estudiando es el mismo en el que duermes y tienes posibilidad de cambiar esto, no lo dudes y hazlo.

Si no, intenta recolocar la habitación de tal modo que no tengas a la vista la cama.

Por dos motivos: te van a entrar menos tentaciones de echarte a estudiar o a dormir un rato y, el segundo, al dejar un espacio para cada actividad, no entrarás tanto en bucle.

Muchos opositores tienen la sensación de que se levantan de la cama y, de repente están en la mesa de estudio, se levantan de la mesa y están en la cama de nuevo.

Si no tienes posibilidad de cambiar tu lugar de estudio a otra habitación, intenta que, al menos no estés viendo permanentemente la cama o si puedes poner una estantería entre medias de la cama y la mesa, harás dos espacios separados en el mismo.

 

Juega con la ventana

Otra de las cosas que puedes hacer es cambiar la orientación de la mesa.

Si tienes la posibilidad de ponerte en lugar de frente a una pared frente a una ventana, sería lo ideal.

Existen varios motivos:

-Estudiar con luz natural es lo mejor, así que estando próximo a la ventana vas a aprovechar el máximo de tiempo la luz.

-Tu vista descansará más si haces paradas y miras de vez en cuando al horizonte, cosa que es más difícil mirando a una pared.

-Puedes caer en la tentación de llenar las paredes de fotos y recuerdos y esto es un motivo de distracción.

 

Decoración minimalista

estudio concentración

 

Procura que la mesa de estudio esté siempre vacía y limpia. Intenta tener lo mínimo encima de ella, solo lo que vayas a utilizar: algún bolígrafo, un cuaderno y poco más.

Está claro que quedan muy chulos para las fotos de Instagram las mesas decoradas con sus plantas, sus mil bolis chulos, sus agendas, calendarios, bullet jounals y mil cosas más de papelería que para una foto queda bien, pero para tu concentración viene fatal.

Lo mismo ocurre con las decoraciones con fotos en las paredes. Quítalas, o si no quieres quitarlas, ponlas a tu espalda, pero no las tengas delante de ti porque tu mente va a divagar.

Además, si son de unas vacaciones te vas a estresar porque querrías estar de vacaciones y no encerrado estudiando. Y, por favor, entre tú y yo, la foto de tu ex, mándala a la papelera de reciclaje.

Tienes millones de ideas de decoración de lugares de estudio de todos los tamaños en Pinterest. Échale un ojo. 

 

Ordena

Sabemos que las casas dan de sí lo que dan y que lo normal es no tener mucho espacio.

Pero intenta que, a la vez que esté despejado el lugar de estudio también esté ordenado. Tendrás más sitio y te agobiará menos.

Ordena las estanterías y pon las carpetas de cada tema numeradas y con título.

Tira todo lo que tienes en los cajones que no utilices y mete en ellos todo lo referente a papelería bolis, papeles, cuadernos, cartuchos, agendas, etc.

Ten cerca una papelera para echar toda la basura que generes en el día y no te olvides tirarla.

 

Ante todo comodidad

En un post anterior ya te hablamos de lo importante que es tener un entorno de estudio y de trabajo cómodo y saludable. 

Procura tener una silla cómoda y una mesa a la altura adecuada.

Como ya te dijimos en este post al que hacemos referencia, puedes adecuar la mesa de estudio, si no te puedes permitir comprar una  que puedas nivelar para estudiar tanto de pie como sentado.

 

Recuerda que el lugar de estudio es solo para estudiar, por lo que si quieres descansar, ve a otra habitación.

 

Como puedes observar, con muy pocos cambios puedes sentirte mucho mejor.

Así que no lo pienses y redecora tu lugar de estudio para mejorar tu concentración.