Ser productivo estudiando una oposición no significa solo que te limites a estudiar en el tiempo planificado. Ser productivo significa, entre otras cosas, saber organizar tu tiempo para que la planificación sea más coherente y esto lo puedes lograr conociendo las leyes de Parkinson.

 

Cyril Northcote Parkinson

Parkinson, nacido a principios del siglo XX, trabajó de profesor durante la guerra en diferentes academias militares y, al terminar esta, siguió siendo profesor de Historia en la Universidad de Liverpool y en la de Singapur.

Fue funcionario en el Servicio Civil Británico, y gracias a esto, en 1957 enuncia su famosa ley de Parkinson en una sátira hacia el funcionariado y la burocracia que rodea al sistema titulada “La ley de Parkinson y otros estudios”.

Esta sátira fue publicada en el prestigioso The Economist, teniendo un grandísimo éxito, lo que le hizo retirarse y dedicarse a lo que más le gustaba: escribir ficción histórica.

Otras de sus leyes son la “ley de la trivialidad”, la “ley de la dilación o el arte de perder el tiempo” o la “ley de los espacios vacíos”.

 

 

Las Leyes de Parkinson

Lo que hace con esta ley es criticar la absoluta ineficacia del funcionariado.

Observa un detalle muy curioso. Todavía el Imperio Británico era un imperio, pero cada vez menos relevante.

Sin embargo, cada vez que el Imperio Británico era menos importante, el número de funcionarios aumentaba entre un 5 y un 7% aunque el trabajo disminuyera.

Tras observar esto, llega a tres conclusiones:

1ª.- “El trabajo se expande hasta llenar el tiempo de que se dispone para su realización”.

Esto se da gracias a dos factores:

  • “Un funcionario quiere multiplicar sus subordinados, no rivales”, y
  • “Los funcionarios se crean trabajo unos a otros”.

2ª- “Los gastos aumentan hasta cubrir todos los ingresos”.

Tú mismo habrás comprobado por ti mismo que si los ingresos aumentan, los gastos también lo hacen.

3ª.-“El tiempo dedicado a cualquier tema de la agenda es inversamente proporcional a su importancia” 

Esta es la famosa “ley de la trivialidad” o “efecto del estacionamiento de bicicletas”.

 

 

Cómo organizar mejor el tiempo con las leyes de Parkinson

Estas leyes las podemos trasladar a diferentes ámbitos de nuestra vida, incluso en el ámbito del estudio de tu oposición.

Veamos cómo te puede afectar.

 

“El trabajo se expande hasta llenar el tiempo de que se dispone para su realización”

Esto es muy normal que nos pase a todos cuando tenemos una tarea pendiente y más si no es de nuestro agrado.

Seguro que durante toda tu vida des estudiante has comprobado más de una vez que has ido retrasando el estudio de un examen hasta que ya no quedaba nada para la fecha.

O ese trabajo que tenías que entregar (o un informe, en el ámbito laboral) y que le has dado mil vueltas pero no has hecho hasta el último momento.

Esto te agota psicológicamente, ya que tienes siempre el ruido de fondo en la cabeza diciéndote que no has estudiado, no has terminado, etc.

Esto te va a provocar estrés, baja autoestima y otros problemas.

Además, tienes que ser realista: todo el temario de una oposición no te lo vas a estudiar en un mes.

Y, por otro lado, demorarlo tanto hace que, en muchas ocasiones lo hagas tarde y mal o estudies tarde y poco.

Lo que tenemos como un objetivo lejano, lo vamos posponiendo, generalmente.

Como vas demorando, vas a dejar más tiempo en tu planificación.

Si planificas dos horas, te va a ocupar dos horas.

Mientras que si planificas en una hora, lo vas a hacer en una.

Lo que te va a salvar de esta procrastinación es ir planificando día a día y hacer otra planificación semanal.

 

 

“El tiempo dedicado a cualquier tema de la agenda es inversamente proporcional a su importancia” 

 

Dicho de otro modo: que pases ocho horas delante del temario no va a hacer que esas ocho horas hayan servido para memorizar más y mejor.

Igual con dos hubieras hecho lo mismo.

Tampoco hace falta que seas Rembrandt haciendo un mapa mental, por ejemplo, y que le dediques cuatro horas a hacer unos dibujos perfectos.

¿Has probado a planificar una hora menos al día acortando el tiempo entre los bloques de tareas?

Es probable que si lo haces, compruebes que sacas el mismo trabajo en menos tiempo.

Prueba a planificar la misma cantidad de tareas en menos tiempo, a ver qué ocurre.

Eso sí, ten lejos móvil, tele, internet, y todos los ladrones de tiempo y presta plena atención a lo que estás haciendo.

 

Beneficios de aplicar las leyes de Parkinson

 

  • Pueden ser útiles en todos los ámbitos de tu vida diaria, tanto personal, laboral como académico.
  • Vas a aprender a planificar más racionalmente y vas a gestionar mejor esta planificación con bloques pequeños de tiempo.
  • Invertirás menos horas y menos esfuerzo.
  • Tu motivación aumentará y dejarás de lado la procrastinación.
  • Podrás tener más tiempo de estudio o más tiempo libre.
  • Mejorarás tus hábitos de estudio.