Cuando comienza la cuenta atrás para el examen, lo normal es que se empiece a disparar la ansiedad. Te sugerimos algunos consejos para mantener la calma  antes del examen que te pueden ayudar.

Para evitar que los nervios repercutan en la salud física y psicológica, debemos empezar a prepararnos desde el momento que comenzamos a estudiar.

Podemos evitar el estrés y las situaciones de ansiedad mucho antes de que aparezcan.

Al preparar los exámenes es normal que surjan  bloqueos mentales, o síntomas de ansiedad extrema que nos hagan querer abandonar.

Si en el momento en el que se empieza a preparar la oposición se aplican técnicas para el control de la ansiedad, se llegará al examen mucho más relajado.

En este post anterior ya os hablamos del control de la ansiedad durante la preparación de las oposiciones. 

Es posible que una semana antes del examen estés tranquilo, pero también es normal que, de repente, afloren los nervios de última hora.

Recomendaciones para el día antes del examen

No estudies el día anterior

Ya no vas a aprender más de lo que has aprendido hasta llegar aquí.

Lo que tienes que hacer es relajarte, realizar actividades que te ayuden a no pensar en ello y liberar toda la tensión que tienes acumulada.

Si no puedes evitar estudiar, solo repasa. Y durante poco tiempo.

Mentalízate que más no vas a poder estudiar a última hora.

Prepara todo lo que vayas a llevar

consejos mantener calma examen

  • DNI
  • Hoja de inscripción a la oposición y justificante de pago
  • Bolígrafos (azules y negros)
  • Corrector líquido
  • Lápices
  • Goma de borrar
  • Sacapuntas
  • Material específico necesario (regla, compás, etc.)
  • Batería de móvil cargada.
  • Dinero

Procura dormir bien la noche anterior

Es muy importante que vayas descansado a la prueba.

La falta de sueño incrementa la ansiedad y puede provocar confusión.

Imprescindible conocer el lugar donde se realiza la prueba, la fecha y la hora

Si no conoces el lugar, es recomendable que vayas con anterioridad a la fecha del examen.

consejos mantener calma examen

 

Ten en cuenta que si te vas a desplazar en transporte público, este no tiene la misma frecuencia los fines de semana que los días de diario.

Por lo que es recomendable que, si la oposición es un sábado, vayas un sábado a la hora en la que irías a presentarte al examen

Controla cómo está el tráfico o el tiempo que tarda el transporte público en el que vayas a desplazarte hasta allí.

También puedes echar un vistazo al interior del edificio, esto te ayudará a familiarizarte con el lugar y no te impresionará tanto el día del examen.

Recomendaciones para el día del examen

Aliméntate bien

No te vayas al examen sin desayunar o sin comer (dependiendo de a qué hora sea).

Procura no hacer comidas copiosas, pero sí nutritivas y que te aporten la energía que vas a necesitar para afrontar el examen.

Sé puntual

Es recomendable que vayas entre media hora y una hora antes.

Evitarás llegar tarde si ocurre cualquier imprevisto.

No repases

El mismo día del examen procura no ponerte a repasar en los pasillos antes de que te llamen, solo incrementará tu estado de ansiedad.

Puedes aislarte escuchando música o escuchando audios de relajación o haciendo ejercicios de respiración.

Puedes pensar también qué es lo que vas a hacer cuando salgas del examen. Procura tener un plan divertido, porque relajará tu estrés antes y después.

Va a ser más útil que intentar aprender lo que no has aprendido antes o que repasar todo de golpe.

Depende de tus niveles de ansiedad es probable que hablar con otras personas en ese momento te relaje.

Pero puede ser contraproducente, porque seguro que la conversación va a girar en torno a dudas de última hora.

Esta conversación puede disparar tu ansiedad, por lo que, en ese momento, lo mejor es aislarte.

Sé optimista

consejos mantener calma examen

Intenta pensar de manera positiva antes de entrar al examen.

Te ayudará bastante a afrontarlo de  mejor humor y rebajará tu nivel de ansiedad.

Felicítate porque has llegado hasta allí tras largos meses de preparación. Solo eso ya merece la pena.